La construcción frente a los tsunamis

Formas de combatir su amenaza

2019-09-13

Los recientes tsunamis de Indonesia y Japón tuvieron consecuencias devastadoras, no sólo por la pérdida de miles de vidas humanas, sino también por su enorme daño medioambiental, económico y estructural. ¿Qué puede hacerse para contrarrestar la destrucción producida por estas gigantescas olas? Obviando las posibles barreras naturales que puedan contribuir a neutralizarlos, hoy por hoy sólo la construcción puede evitar, o al menos reducir, sus terribles efectos. A este respecto las murallas son el recurso más empleado, especialmente en Japón, donde desde 2011 se han construido cientos de kilómetros. En ocasiones su altura puede no ser suficiente para detener la ola, pero sí al menos para dar tiempo a escapar a los habitantes de la zona. Es de destacar a este respecto el ejemplo de Fudai, un pequeño pueblo costero cuyo alcalde, que ya había sufrido la destrucción de un tsunami siendo niño, ordenó en 1960 construir la que hasta 2011 era la mayor pared anti-tsunami de todo el noroeste de Japón, de 15,5 metros de altura. Fue una acción muy criticada durante años por su estética y coste, pero protegió a la población de forma extraordinaria durante el tsunami de 2011. Kotaku Wamura, el alcalde que mandó construir el muro, fue nombrado héroe del pueblo. Otra alternativa son los refugios de evacuación vertical: torres cuyos tejados se encuentran a suficiente altura como para mantener a salvo a cuantos logren llegar a tiempo hasta ellos. Existe también otro tipo de refugios de hormigón armado (STATIM) que actuarían como un submarino en caso de inundación. Finalmente, en los últimos tiempos se está planteando la opción de construir islotes artificiales en lugares estratégicos que puedan reducir la fuerza de la ola. Para su ejecución se podrían incluso aprovechar las toneladas de plástico que hay vertidas en los océanos, con lo que se matarían dos pájaros de un tiro.

Sources:

Xataka

Anfrix

Back