Cientos de almerienses visitan cada día la casa de Doña Pakyta, convertida en Palacio de Exposiciones

Jarquil ha trabajado durante seis meses en la readaptación del famoso edificio, tanto en el exterior como en el interior, donde se conservan elementos originales

2015-03-27

Los almerienses y amantes de la cultura de otros puntos de la geografía española ya están visitando la casa González Montoya, conocida como de Doña Pakyta, ahora convertida en Palacio de Exposiciones y Concursos. Jarquil ha readaptado el edificio, que en la actualidad está siendo uno de los principales puntos de atención en la ciudad. Los trabajos finalizaron el 4 de mayo, abriéndose al público con gran éxito al día siguiente por el Ayuntamiento de Almería. Y es que desde un primer momento son centenares las personas que están visitando la casa de Doña Pakyta. En concreto, unas 700 personas están acudiendo de media cada día a ver este nuevo museo de la capital almeriense. Jarquil comenzó en noviembre las obras de remodelación y adaptación de la casa González Montoya, adjudicadas por el Ayuntamiento de Almería, para convertirla en Palacio de Exposiciones y Concursos, y Museo permanente de Almería. Se trata de un proyecto integral y complejo, en el que ha participado un amplio equipo profesionales especialistas con objeto de alcanzar el gran nivel de exigencia y calidad requerido para una restauración de este calado. Así, como se habitual en Jarquil, se han cuidado al máximo todos los detalles de la obra. Así, destaca la especial atención a la restauración de los elementos arquitectónicos y decorativos significativos de madera, caso de carpinterías, frisos, molduras, muebles... Además, se han renovado las acometidas de saneamiento, abastecimiento y sistemas contraincendios, así como del sistema eléctrico y del alumbrado. Una de las novedades más destacadas, tal y como están asegurando tanto los expertos como los visitantes, es el ascensor exterior que se ha instalado. Éste, panorámico, está destinado a las personas con movilidad reducida. En cuanto al interior, tanto la planta baja como la primera se han adecuado para acoger las salas de exposición. Entre las obras que se están mostrando se encuentran algunas de artistas almerienses de los siglos XIX y XX, incluyendo tanto pinturas como esculturas, todos propiedad del Ayuntamiento.Entre los diversos testimonios de visitantes destaca el de Rafaela Cruz, estudiante del Grado Superior de Cerámica Artística. “Tenía mucha ilusión de ver la casa por dentro, ya que siempre la había visto por fuera y me imaginaba muchas cosas. La verdad es que me ha gustado mucho que hayan conservado muy bien los primeros suelos que se pusieron, así como el techo original de madera. También se pueden ver las escaleras de madera original. Me ha hecho ilusión la exposición de los cuadros del movimiento indaliano para que la gente se entere de que aquí en la ciudad hubo pintores importantes. Ver esas obras con los colores mediterráneos me han emocionado”, afirma Rafaela.

Sources:

Elaboración propia

Back