El espectacular viaducto de Millau

Una obra maestra de la ingeniería

2020-07-24

Terreno difícil, vientos de 130 kilómetros por hora, altura sin igual, tecnologías nunca antes empleadas… la construcción del viaducto de Millau hizo frente a no pocos retos. No en vano, se estuvo planificando durante 14 años, para luego ser ejecutado en tan sólo un trienio. Ubicado en Francia e ideado por Michel Virlogeux, esta espectacular obra de ingeniería recorre casi 2,5 kilómetros de largo y se eleva hasta los 343 metros, erigiéndose como el puente atirantado más alto del momento. Sus 36.000 toneladas se sustentan sobre siete pilones de acero de 700 toneladas, cada uno de ellos de una altura distinta, lo cual dificultó aún más el proceso. Era además la primera vez que se construía un puente de estas dimensiones con un solo juego de obenques, los cables para sostenerlo. La construcción del puente vino originada por la mala ubicación de la ciudad de Millau, en la que se producían continuos atascos. En su ejecución se emplearon las técnicas más avanzadas del momento: láser, GPS, desplazadores, encofrados autotrepantes, hormigón de alta resistencia, materiales innovadores… Fue inaugurado en diciembre de 2004. Más de tres lustros después, sigue siendo uno de los puentes más altos del mundo.

Fuentes:

Estructurando

Xataka

Volver