Construcción sostenible mediante… ¡huesos de aceituna!

Permiten mejorar el aislamiento y la absorción

2018-04-27

Determinadas innovaciones no hacen sino ratificar una de las frases más famosas de Einstein: la imaginación es más importante que el conocimiento. Y es que hace falta estar muy sobrado de creatividad e ingenio para ser capaz de vislumbrar las bondades de los huesos de aceituna como material de construcción sostenible. Ha sido un equipo de la Universidad Politécnica de Madrid el que, tras realizar pruebas con huesos enteros, triturados y carbonizados, ha demostrado que éstos últimos, gracias a su porosidad, granulometría uniforme, baja densidad y adherencia al cemento, permiten su utilización en la construcción de edificios y obras civiles. Esta nueva aplicación de los residuos de la producción de aceite de oliva, del que España es el primer productor del mundo, reduce la densidad de los materiales de construcción y mejora sus propiedades térmicas y acústicas. Esto unido a que en su ciclo de producción su demanda energética es menor, los convierte en una alternativa más sostenible para la fabricación de morteros de construcción aligerados. En palabras de Mercedes del Río, investigadora del grupo, “las excelentes cualidades de estos agregados permite que se utilicen en edificación u obra civil para la realización no sólo de morteros aligerados para revestimientos o recrecidos, sino también para la confección de hormigones ligeros aislantes o estructurales que pueden aplicarse en la ejecución de recrecidos, soleras y pendientes en las azoteas, ayudando al aislamiento térmico del conjunto o para rellenos en taludes de movimientos de tierra.” Además, continúa la investigadora, “también podrían utilizarse en la fabricación de elementos prefabricados como bovedillas, bloques huecos o macizos, placas de imitación a piedra… etc., e incluso emplearse para la realización de rellenos en seco.”

Fuentes:

Universidad Politécnica de Madrid

Volver